Loading...

sábado, 9 de septiembre de 2017

MIKEL ARIZ GALILEA Y SU TESIS DOCTORAL

 
El ingeniero Mikel Ariz Galilea, nuevo doctor por la UPNA.
 
 
Nuestro vecino de Ucar Mikel Ariz Galilea, ingeniero de Telecomunicaciones y doctor por la UPNA, presentó una tesis que abre el camino para ofrecer tecnología asistida de bajo coste para personas tetrapléjicas. Una tesis que obtuvo la calificación de sobresaliente "cum laude".
Mikel, se tituló en 2008 en Ingeniería de Telecomunicación por la UPNA, con premio extraordinario al mejor expediente académico de su promoción.
Con una beca del Gobierno de Navarra cursó un Master en Ingeniería Biomédica en la Universidad de Melbourne (Australia). A su vuelta y con otra beca del Ministerio de Economía desarrolló su tesis en el ámbito de procesado digital de imagen y visión artificial. En 2012 realizó una estancia de investigación en el Imperial College London de la capital británica.
Actualmente trabaja en el CIMA de Pamplona y está involucrado en diversos proyectos de investigación, en el area de imagen del cancer. Además es profesor asociado del Departamento de Histología y Anatomía Patológica de la UN.
Un selectivo y amplío curriculum que hace de esta sencilla y humilde persona un gran investigador que debe ser aprovechado por nuestra sociedad.
Aquí inserto el texto íntegro sobre su trabajo que esta publicado en la página web de la UPNA:   
 
El ingeniero de Telecomunicación Mikel Ariz Galilea (Pamplona, 1984) ha diseñado un método para estimar la posición de la cabeza, un primer paso para saber dónde está mirando una persona y así poder controlar con los ojos dispositivos móviles como ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes o tabletas. Esta investigación, fruto de su tesis doctoral leída en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), abre el camino para ofrecer tecnología asistida de bajo coste y gran sencillez de uso a personas con un alto grado de discapacidad motora.
La tecnología asistida está especialmente indicada para personas con un alto grado de discapacidad motora, como las tetrapléjicas. Gracias a la comercialización de ordenadores que se pueden controlar con la mirada, algunas de ellas han conseguido mejorar su calidad de vida. Sin embargo, se trata de equipamientos muy caros, cuyo acceso es limitado debido a su elevado coste. La investigación de Mikel Ariz busca que estas personas puedan hacer uso de las técnicas de seguimiento de la mirada con la cámara web de cualquier ordenador, lo que abarataría el proceso.
Actualmente, en la mayoría los proyectos sobre estimación de la mirada, con la que se controlan dispositivos, se trabaja con cámaras de alta resolución, que realizan un seguimiento exhaustivo de los ojos a partir de imágenes en dos dimensiones. Para lograr una definición superior, se utilizan dos iluminadores de infrarrojos, que crean unos reflejos en las pupilas, lo que facilita la detección de estas y ayuda a revelar qué punto de la pantalla del ordenador está observando el usuario.
Las aplicaciones de la tecnología de seguimiento de la mirada son múltiples: desde el control de dispositivos móviles por parte de personas tetrapléjicas a la asistencia a la conducción (mediante dispositivos que, conociendo dónde mira una persona, evitan que se duerma o se distraiga al volante), pasando por campos muy amplios de la ingeniería biomédica.

Posición y orientación de la cabeza

Mikel Ariz ha desarrollado métodos de visión por ordenador para determinar la posición y orientación de la cabeza respecto a la cámara. “La idea ha sido proponer la estimación de la posición de la cabeza en tres dimensiones, de manera que se indique la rotación y la traslación. Este es un paso muy importante, porque utilizando la información del posicionamiento de la cabeza es más sencillo saber dónde está mirando la persona, que sería el paso siguiente que habría que dar para concluir el proyecto”, señala Mikel Ariz, cuya tesis, dirigida por los profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica Rafael Cabeza Laguna y Arantxa Villanueva Larre, obtuvo la calificación de sobresaliente “cum laude”.
Aunque su metodología no ofrece la misma definición que la de las cámaras de alta resolución, se ha obtenido más precisión y mejores resultados que en similares trabajos anteriores. “Se trata de un proyecto muy ambicioso y, lo más importante: accesible para todas las personas, tanto por su coste como por su sencillez. Tan solo sería necesario un ordenador portátil con cámara web. Además, también se podría utilizar como aplicación móvil en teléfonos inteligentes o en tabletas, algo en lo que se trabaja mucho actualmente”, comenta el nuevo doctor.
Asimismo, otra de las ventajas de la investigación de Mikel Ariz reside en que no precisa un entrenamiento previo por parte del usuario, “un proceso complejo y muy costoso en tiempo que, además, necesita amplias bases de datos anotadas”. “Esta metodología, en cambio, no lo necesita, lo que supone un valor añadido”, apunta.
Finalmente, la metodología desarrollada en esta investigación es generalizable a cualquier objeto. “En la tesis, se ha aplicado a caras y a personas, pero se puede probar con cualquier objeto al que se quiera hacer un seguimiento con la cámara en el espacio. Tan solo se necesita un modelo tridimensional aproximado de ese objeto. Por ejemplo, se podría reconstruir un edificio turístico en tres dimensiones a partir de fotografías”, concluye

No hay comentarios: